Artculos 16 FEB 2016

La enseanza del Marketing en la Era Digital

Sumergidos en la pantalla de su móvil, e-book o tablet,  siempre “en línea”,  disponibles para contestar en forma simultánea múltiples mensajes, migrando  de una imagen a la otra  y atentos a cada nueva aplicación     en el ciberespacio,   los estudiantes, exponen una paradoja: por un lado están hiperconectados  y por otro tienen  dificultades  para  conectarse en  su  formación y el  aprendizaje. Por: Debora Schapira – Licenciada en Administración de Empresas –Posgrado de especialización en Políticas Educativas, Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Profesora Universitaria 

  • imagenes fotos

LA ENSEÑANZA DE  MARKETING EN LA  ERA DIGITAL (*)

Sumergidos en la pantalla de su móvil, e-book o tablet,  siempre “en línea”,  disponibles para contestar en forma simultánea múltiples mensajes, migrando  de una imagen a la otra  y atentos a cada nueva aplicación en el ciberespacio, los estudiantes, exponen una paradoja: por un lado están hiperconectados  y por otro tienen  dificultades  para  conectarse en  su  formación y el  aprendizaje.

No hay dudas, el celular distrae las clases, pero, para la educación del Siglo XXI  la revolución móvil/digital llegó para quedarse. A la cultura escolar monopólica de las últimas décadas le han surgido nuevos competidores. Esta nueva realidad impone  desafíos y como consecuencia de ello, la educación  debe transformar sus prácticas si pretende ser eficiente en la transmisión de conocimientos.

Las clases  magistrales, en las cuales  el docente es  el centro del proceso, no logran en la actualidad  captar la atención de los alumnos, este estilo tradicional debería alternarse, con modelos  más participativos de enseñanza, conforme al estilo comunicacional vigente en nuestros tiempos.

 

Estrategias Didácticas

El método de casos (Case Method) es un ejemplo de ello, el formato surge en la Universidad de Harvard,   primero  en  la Escuela de Leyes, y luego  en 1920 en la Escuela  de Negocios. Christhoffer  C. Langdell,    decano de la Facultad de Derecho  sostenía  que debía  cambiarse  el estilo de impartir clases, modificando la clase magistral por el diálogo socrático, es decir  un proceso más dinámico e interactivo con  los alumnos. En la Escuela de Negocios el método comenzó por aplicarse en la   disciplinas de Comercialización, allí el profesor Copeland publicó el libro “Problems of Marketing”  con   175 casos de estudio.

Un ejemplo  de destacar a nivel de su implementación en nuestro país,  es el caso de la   Asociación Argentina de Marketing (AAM) quien anualmente distingue con los Premios Mercurio a las “mejores prácticas de  Marketing” de esta manera aplica este método en forma similar; los casos presentados son evaluados por un jurado experto constituido por académicos, empresarios y especialistas.

Método de dramatizaciones,  (Role Playing Method),  es una forma diferente de plantear los debates en clase, en ella  los estudiantes representan actoralmente casos de lanzamientos de productos,  u otras estrategias de Marketing para simular de este modo  la toma de decisiones, así se estimula el   espíritu crítico en los estudiantes e incentiva  la  investigación en los temas a debatir. 

Método del proceso de incidencias, en este caso los alumnos a partir de un hecho real, analizan un caso, por ej. El  impacto de una publicidad en la conducta de compra, una estrategia de posicionamiento de productos u otros,  primero  en forma individual y luego en un debate plenario, identifican las causas del problema y las potenciales soluciones. Luego se reúnen en grupo para intercambiar sus posiciones, exponen en  el aula, y finalmente el profesor presenta la resolución del caso empresarial tal como fue en la realidad.

La oferta educativa virtual crece año a  año.

En la actualidad  la oferta educativa virtual es nuestro país es proporcionada aproximadamente por 48  de las 103 instituciones del sistema universitario  nacional,  frente a las  25 instituciones que ofertaban carreras a distancia en el año 2000, es decir que prácticamente el número se ha duplicado. Se trata de  una metodología basada  en nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs) en la cual, la transmisión de contenidos se realiza a  través de Internet. El aula virtual reemplaza al aula tradicional, el intercambio alumno - docente se realiza a través de aplicaciones específicas, la videoconferencia, los foros temáticos,  las imágenes, el correo electrónico, o el Chat entre otras modalidades.

 

La mirada estudiantil

En cada comienzo de cuatrimestre suelo indagar a los alumnos con respecto a las expectativas del   la materia, la gran mayoría señala…”que lo pueda aplicar en la vida real…que lo pueda aplicar al  trabajo….” esta demanda se centra en la necesidad que la educación les proporcione capacidades y saberes para la inserción en el mundo laboral.   

En una encuesta publicada recientemente en la revista Mercado (Junio 2014) sobre el uso de las herramientas online en la enseñanza, sobre la base de 363 docentes, alumnos y graduados, surge que en líneas generales un 65% opina  que los dispositivos online optimizan el proceso de aprendizaje.

Desde la óptica estudiantil internet tiene sus ventajas. Mayra D., alumna de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM, sostiene: “...los beneficios radican en el acceso instantáneo a un gran cúmulo de información y la actualización permanente de los contenidos, siempre se puede acceder a una versión más reciente; quedará en cada uno de nosotros la responsabilidad de discernir qué contenidos sirven y cuáles no…”.

Para comprender esta realidad, ¿Cuál es entonces, la importancia de generar cambios  en la formación de los docentes? Comprender que los estudiantes son individuos dinámicos,  con diferentes  intereses,  múltiples  canales de información para su aprendizaje, que deben ser  motivados en una modalidad de comunicación que el docente desconoce o le resulta extraña.

Sin duda,  este será entonces el gran  desafío,  la formación para un mundo cambiante, el desarrollo de competencias profesionales que le ofrezca una salida laboral acorde, ya que de otra manera,   la  permanencia y  continuidad en el sistema educativo para los jóvenes resultará cada vez más difícil.

(*) DeboraSchapira – Licenciada en Administración de Empresas –Posgrado de especialización en Políticas Educativas, Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Profesora Universitaria . schapira.debora@gmail.com

 

Comentarios

Deja tus comentarios

 
Enviar








Espacio de Publicidad

Espacio de Publicidad

La AAM y Webcall te ofrecen un nuevo servicio de llamadas gratuitas