Artculos 22 DIC 2015

Un consumidor que explora buscando beneficios

La mirada de Trendsity muestra un consumidor racional que amplía sus horizontes en busca de ventajas racionales y emocionales. El desafío para 2016: ser accesibles sin perder diferenciales. (Informe Consumo: Nota II de IV)

  • imagenes fotos

Si hubiera que tomarle una fotografía al consumidor que cierra este año, en ella aparecería un shopper racional, inteligente y atento. Si nos arriesgáramos a las oportunidades de las marcas para el 2016, habría que pensar en  ser accesibles pero otorgándole un diferencial emocional y sensorial a los productos. Son algunas de las conclusiones que compartió con BRANDS la empresa Trendsity, en la palabra de sus directoras Ximena Díaz Alarcón y Mariela Mociulsky. Las siguientes son las respuestas que ofrecieron ante nuestra consulta.

¿Qué cambios principales observó en el consumo durante este 2015? ¿Qué perfil de consumidor aparece en el cierre del año?

Como tendencia más general, se observó una búsqueda de maximización. Una mezcla de drivers racionales y  emocionales que procuraron compensar la incertidumbre del contexto en tanto impacto de la inflación en el bolsillo maximizando conveniencia, a la vez que placer y satisfacción anímica a través del consumo. Un desafío importante para las marcas, ya que en esta búsqueda de conveniencia, paradójicamente el consumidor tiende a insensibilizarse frente a la abundancia de promociones y descuentos.

Así, durante 2015 se observó una tendencia que ya venía instalada en el mercado local, la de un consumidor inteligente y atento: buscando promociones y descuentos para optimizar su poder de compra, a través de distintas estrategias como buscar alternativas de precio, surtido, alternancia de canales de compra y aprovechamiento de promociones. Siempre con el deseo es mantener su marca favorita, su primera alternativa con la mejor ecuación precio/tamaño posible en las distintas categorías como forma de compensación, gusto, placer. En esta misma línea, se observa un consumidor que también es explorador y flexible, abierto a  conocer nuevas alternativas que le aporten satisfacción (sin olvidar la conveniencia), sobre todo en categorías de valor agregado como alimentación y cuidado personal.

¿Qué categorías sufren mayor impacto negativo, cuáles subieron y cuáles permanecen estables?

Aunque esto difiere por nivel socioeconómico, como tendencia general en clases medias se observa que el consumidor tiende a recortar las categorías “prescindibles” (como indumentaria, aunque el plan Ahora 12 flexibilizó en alguna medida este tipo de recorte) y los consumos como entretenimiento y salidas fuera del hogar que impliquen un mayor desembolso. En cambio, en las clases altas, crecieron gracias a los planes en cuotas, y los viajes al exterior. En el resto de la pirámide, cuando estos consumos efectivamente se realizan, nuevamente aparece el aprovechamiento de alternativas 2×1, beneficios de distintos programas de fidelización tanto de medios como de retail para poder seguir accediendo a estas experiencias gratificantes.  Si bien los prescindibles en general se recortan, su impacto emocional es relevante a nivel de consumo, ya que constituyen “gustos”, premios, recompensas frente al esfuerzo del día a día y por lo tanto son muy valorados. Para muchos segmentos, estos consumos resultan “energizantes” que les permiten recargar fuerza para seguir luchando por el acceso a los “indispensables”, aquellas categorías que no pueden resignarse por resultar básicas en el consumo familiar.  

 

Desde las empresas ¿qué estrategias pueden implementarse para enfrentar este contexto? (competir por precio, apuntar a otros targets, enfocarse en promociones, buscar nuevas oportunidades mediante lanzamientos, etc)

 La gran mayoría de las marcas ha efectuado durante 2015 algunas o varias de estas alternativas para seguir siendo “posible” y cercana al consumidor y seguramente sean alternativas a continuar implementando durante 2016. Uno de los mayores desafíos de las marcas para 2016 será precisamente afinar sus propuestas de portfolio y surtido para seguir siendo accesibles y al mismo tiempo, diferenciarse con agregados de valor para construir branding más allá de la conveniencia.

 

Según su mirada ¿cuáles son las oportunidades de negocios que podría presentar el escenario 2016?

 Algunas de las oportunidades de 2016 serán la redefinición de portfolios en términos de conveniencia, pero también la recuperación del aporte de valor más allá del precio, a través de la innovación en surtido, sabores, etc. En síntesis: experiencias que aporten un diferencial emocional y sensorial para incrementar el valor de marca más allá de las propuestas para mantener cercanía y accesibilidad.

Otras oportunidades importantes serán encontrar el mejor mix posible de medios on y off line, tradicionales y new media, para capitalizar el creciente acceso digital de los consumidores, especialmente las nuevas generaciones y hacer llegar los mensajes e iniciativas de las marcas del modo más eficiente y creíble para el consumidor.

 

Comentarios

Deja tus comentarios

 
Enviar








Espacio de Publicidad

Espacio de Publicidad

La AAM y Webcall te ofrecen un nuevo servicio de llamadas gratuitas