¿Transformación digital? Ya es cosa del pasado. No es un sueño es realidad. Estamos en tiempos de aceleración digital. La digitalización ya no es una utopía o un plan de mediano plazo para mejorar los procesos comerciales omnicanales e internos de una empresa. Hoy las compañías que no reinventan sus operaciones comerciales con una impronta digital pueden quedar afuera de la competencia o reducir notoriamente su market share. Si esta realidad impacta a grandes y medianas empresas, hay pequeñas empresas, comercios y emprendimientos que, por la crisis del Covid19, durante y pos-pandemia, si no venden online van a desaparecer. Muchas que no estaban preparadas ya lo hicieron. Otras están en vías de.

Esta crisis nos hizo saltar casilleros de golpe. Tal vez 5 años. Tal vez trajo 2025 al 2020, lo que generó una adopción masiva de nuevas tecnologías. Millones de personas que se sumaron como compradores virtuales. O que comenzaron a comprar productos y servicios de forma online que nunca lo habían hecho. Esto en marketing es una revolución.

Estos movimientos sísmicos siempre crean oportunidades, extinciones masivas y nuevas reglas de juego. Tomá en cuenta que Mercado Libre a reportado en mayo 2020 un incremento de 45% de nuevos compradores en LATAM.

¿Todavía no vendés online o lo hacés pero sin grandes resultados? Por todo esto, es mejor ponerse colorado ahora que verde después.  No recuerdo cuando escuché por primera vez esa frase, pero he visto fracasar a muchas tiendas online, y a muchos empresarios y comerciantes enverdecerse.

Las causas de estos fracasos generalmente son por errores comunes. Como, por ejemplo, tener la fantasía que con solo poner una tienda online en red decenas de miles de personas llegarán de marte e ingresarán por arte de magia a comprarte. He visto casos que inclusive esperan meses para ver si algo cambia… ¡No va a cambiar nada! Sin inversión publicitaria en Facebook, Instagram y Google Ads, esperá sentado. Pero esto no solo le pasa a la tienda online de un comercio, he visto reconocidas marcas que cayeron en la misma fantasía quinceañera. Tenelo claro de entrada, sin inversión no hay paraíso. Por eso la clave es saber cómo invertir en pauta digital. Muchas tiendas fracasan también porque creen que con una inversión muy muy baja y fija por mes les alcanzará. ¡Tampoco! Para crecer y lograr escala vas a tener que invertir cada vez más, no menos. Porque cuando sepas invertir la pauta publicitaria no será un gasto, será tu fuente de ingresos, de mayor tráfico y compras.

Y hablando de errores comunes, habitualmente me duelen los ojos al ver tiendas online con fotos que parece que fueran sacadas por el enemigo. ¿Vos abrirías un local con las paredes manchadas de humedad, el techo con la pintura descascarada y tu mercadería tirada en el piso? Verdad que no, ¿no? En términos digitales, tener un site con fotos de baja calidad es más o menos similar. Las fotos serán un activo clave y una de las mejores inversiones que harás a la hora de vender online. A mayor calidad de tus fotos, mayores conversiones, mayores compras. Es directamente proporcional.

También he visto a muchos subestimar el trabajo que implica administrar una tienda online, y ahogarse en el intento por no tener recursos para delegar tareas.

Por todo esto, la mejor inversión que vas a hacer es formarte en gestión de marketing digital, en cómo crear una tienda online de forma efectiva y saber invertir en Facebook, Instagram y Google Ads. No te quedes afuera del presente.


Ariel M. Benedetti

Autor Bestseller de Marketing en Redes Sociales: Detrás de Escena, Cómo Potenciar tus Ventas en Instagram y Facebook y Cómo Potenciar tu Marca Personal en LinkedIn.

 


COMPARTIR