Adaptados, por convicción o por obligación…

Quisiera empezar esta reflexión con una pregunta, Nos adaptamos a los cambios… o los cambios nos fuerzan a adaptarnos?
Hace tiempo que estamos viviendo algo parecido a una segunda Revolución Industrial impulsada principalmente por los avances tecnológicos. Estos avances están modificando nuestras conductas, nuestros hábitos, estilos de vida, nuestra forma de relacionarnos e incluso, de disfrutar de nuestro tiempo libre. 
Algunas empresas están reaccionando tempranamente frente a estos cambios y el área de Marketing debería ser el gran impulsor. Surgen nuevas compañías y modelos de negocio que dan respuesta a nuevas necesidades y preferencias de los consumidores. A la vez, las marcas necesitan emplear nuevos métodos para lograr conectar con las personas. Ahí está el punto: ¿Cómo captar la atención y convencer a un consumidor cada vez más exigente y saturado de información?
Da la impresión que con gran rapidez se están rompiendo paradigmas y sobre todo surgen otros, tanto o más relevantes que los anteriores. Frente a esto, nos preguntamos: ¿Cómo podemos aprovechar estos cambios? ¿Qué oportunidades surgen?
Todas las industrias se están adaptando, algunas con mayor rapidez porque están al frente de los desafíos y otras porque los desafíos las empujan. Solo por citar un ejemplo, ¿te acordas de Blockbuster? Fue totalmente superada por Netflix, una plataforma de Internet que proporciona contenido, para todo tipo de dispositivos electrónicos. En todos los países donde opera, ha cambiado totalmente el modelo de consumir televisión. 

También la actitud del consumidor que está cambiando a un ritmo acelerado. Me refiero al empoderamiento del usuario y al auge del uso del Smartphone. Esto hace que estemos frente a una economía disruptiva donde los cambios en los mercados son protagonizados por la innovación y la tecnología.

En este sentido podemos reflexionar si llevamos el modelo Mobile a la peluquería. Si a la peluquería, y de esta manera además de contar con peluquerías de barrio o grandes cadenas, podríamos tener a domicilio, a golpe de click, que funcionen con una aplicación móvil y con geo localización. A esto podríamos llamarlo: la  tangibilización de lo digital. 

Tampoco es ajeno el mercado gastronómico, y para ello te puedo dar otro ejemplo: ¿tenes un local de comidas que en ocasiones está vacío? proba de realizar una acción push y lanza una campaña de publicidad geo-localizada a través del Smartphone! Engancha con una oferta atractiva a aquellos que están próximos, quizá en otros negocios cercanos. Cualquier empresa, grande o pequeña, puede beneficiarse de las ventajas y aplicaciones que tenemos con los dispositivos móviles. Tan sólo debemos ser muy conscientes de que son excelentes medios de información para el usuario en tiempo real. 

Todo profesional del área de Marketing debe conocer bien el potencial del Marketing Digital. Saber mucho de estrategias push, donde la empresa impacta al usuario, y de estrategias pull, donde es el usuario empoderado quien demanda algo a la empresa. Conocer también todos los formatos publicitarios online, mucho de métricas y analítica, de SEO y SEM, y de las diferentes herramientas que nos guían para la toma de decisiones. 

Otra herramienta que puede agregar mucho valor en el proceso son las redes neuronales, una disciplina que se encuentra aún en desarrollo pero que seguramente será otro vértice sobre el que pivotará toda estrategia de marketing. Se trata de hacer antropología digital, aplicar técnicas de la sociología y de la etnografía al entorno digital para conocer y analizar a los usuarios, a tu audiencia, a tus clientes, a tus bases de datos, identificar a los influencer clave que se encuentran entre tus contactos y de tu sector.

Por otro lado y si vemos la realidad forzada de hoy podemos ver que destinamos mucho tiempo a vivir muy orientados al ocio, por lo cual las marcas buscan entretener y divertir a través del sector de los juegos. Están en todos los dispositivos y los usuarios pasan horas y horas jugando. Por ello dada vez toma más relevancia las inserciones publicitarias y el product placement en los mismos. 

Ahora sí podemos dar respuesta a la pregunta inicial: Nos adaptamos a los cambios… o los cambios nos fuerzan a adaptarnos?
La respuesta a esta pregunta no la leí en ningún libro, sino que la aprendí en el transcurso de mi vida personal y laboral; el cambio y la adaptación son inevitable. Podemos ser los generadores del mismo a través de la innovación o también los “bien adaptados” empujados por las innovaciones ajenas. 
 


COMPARTIR