Hoy se festeja el Día del Marketing y se cumplen 55 años de la Asociación Argentina de Marketing. Hoy se celebra distinto.

Nos encontramos en un contexto en el que la mayoría de los consumidores se encuentran aislados en sus casas y la minoría de los productores de bienes y servicios recluidos en sus empresas o en sus hogares  
Esta situación nos enfrenta a los productores de servicios a grandes desafíos e interrogantes: ¿somos capaces de generar un equilibrio entre nuestra promesa de marca y la ilusión de los consumidores? ¿Estamos preparados para, aún en contexto de encierro, generar propuestas de valor y que así sean percibidas? Y por último ¿podemos cumplir los sueños de nuestros consumidores frente a una realidad tan distante y distinta?
 
Yo creo que sí. En el caso de las Universidades, debimos adaptar todos nuestros saberes, modos de enseñar y materiales educativos a la virtualidad. Debimos aprender otras maneras de educar, de transferir, de motivar.
 
A pesar de la incertidumbre con la que se inició el cuatrimestre y la complejidad de la adaptación de las distintas asignaturas a una modalidad virtual, logramos respetar junto a los docentes nuestra promesa de marca y ofrecer un servicio educativo de alta calidad.  Tuvimos la posibilidad de graduar a nuestros alumnos en la virtualidad y estar cerca de los que siguen avanzando con su recorrido académico. Cumplieron y cumplirán sus sueños de una etapa finalizada.  
 
También pudimos continuar con los proyectos académicos que desarrollamos en la presencialidad, como las prácticas de Aprendizaje Servicio. Este proyecto que implementamos en la Facultad desde el año 2013, tiene el objetivo principal de acercar el mundo profesional al mundo académico a través de la realización de campañas publicitarias para clientes reales. Esto, aún en la distancia física, logra enriquecer la experiencia educativa. 
 
No fue fácil. No es fácil. No estábamos preparados. ¿Alguien lo estaba?


COMPARTIR