En el marco del Marketing Day 2020, la Asociación Argentina de Marketing convocó a los mejores marketineros del país para que compartan reflexiones, casos de éxito, inspiración y pensamientos que sirvan para potenciar las campañas de marketing de la próxima década. Compartí en tus redes todos los videos que subiremos semanalmente y las entrevistas EN VIVO con grandes referentes del Marketing de Argentina utilizando #AAM55, #EntrevistasMarketineras y #AamMktDay2020. ¡Esperamos que disfrutes todo el contenido que tenemos para vos desde la Asociación Argentina de Marketing!

 

La adaptación al Cambio y la responsabilidad social profesional

Diciembre de 2.019, todo se veía tan lejano, quien iba a pensar que meses
después transitaríamos por una situación inédita en el Mundo. Un pequeño
micrométrico virus iba a paralizar al Mundo: el Covid-19. Muchos intuían que dado
que vivimos en un mundo globalizado, era probable que en algún momento
aparezca este virus en nuestras ciudades y finalmente este llegó.
Comenzamos a tomar conciencia de las miles de cosas que no
apreciábamos o valorábamos antes, del tiempo que no alcanzaba, empezamos a
mirarnos y a mirar en forma distinta al otro. A construir nuevos paradigmas en
diferentes ámbitos, a analizar nuestro rol en nuestra comunidad, a replantearnos
nuestro papel como profesionales en este nuevo contexto.
La adaptación al cambio es una habilidad profesional valorada en el mundo
de los recursos humanos, pero ahora debíamos implementarlo en nuestras vidas
cotidianas. Nuevos hábitos, nuevas medidas, nuevos comportamientos de
consumo, nuevos modelos de compra, nuevas formas de trabajar y de
relacionarnos.
De repente nuestro día comienza con el teletrabajo, las clases virtuales,
video llamadas, la semana ya no tiene fines de semana. Hay que ayudar a los
chicos con las tareas, colaborar con las obligaciones en la casa, ayudar a los
padres, cuidar a los abuelos, abastecerse de alimentos y no olvidarse del
descanso, todo un desafío en estos tiempos.
Antes nuestro consumo de productos y servicios era casi diario, podíamos
elegir el lugar, el día y el horario de compra, el alcohol en gel, desinfectantes,
lavandinas y barbijos no formaban parte del paisaje cotidiano. No faltaban
nuestros encuentros con amigos, tomar nuestro café en la pastelería que nos
gustaba, compartir una pizza, salir a bailar, asistir a cumpleaños o conciertos era
algo común.

Los viajes, nuestro momento de relax, las escapadas de fin de semana
largo, contemplar nuestra naturaleza, conocer ciudades y culturas. Con gusto
competíamos con miles de turistas por acceder a la mejor foto o esperar largas
horas en el aeropuerto para el embarque.
De repente todos los medios de comunicación tradicional y digital solo
hablan de una cosa: La Pandemia y sus efectos. Vemos anuncios publicitarios de
promoción y prevención, marcas que su suman al lema #quedateencasa o que
manifiestan su apoyo a los trabajadores en primera línea de defensa de este virus.
El mensaje se ha estandarizado en el mundo al igual que muchos hábitos de la
población.
¿Cuál es rol del profesional de Marketing en todo esto?
Siempre he pensado al Marketing como herramienta de apoyo, de
colaboración, de asistencia. Mucha gente considera al Marketing como un
generador de necesidades, de ventas, de persuasión, de ilusiones. Para mí el
Marketing es más que eso, es acercar, unir, establecer, comunicar, es acción, es
valor, es decisión y corazón. Hace unos años me adentré en el mundo de la
responsabilidad social, donde las personas son el núcleo de las decisiones, donde
su eje es el bien común y no como parte de una estrategia de relaciones públicas
sino como una forma de vida, una forma de gestión: como ayudar, como mejorar
la calidad de vida, como ayudar a concretar sueños, como convertir ideas en
acciones desde nuestro lugar de marca, empresa, profesión.
Hoy veo lo valioso de todas esas lecciones, desde nuestro lugar de
profesionales de marketing podemos aportar valor en estos tiempos. Muchas
pymes hoy en día se han visto en dificultades por no haberse adaptado a los
cambios tecnológicos, sin conocer las herramientas digitales, del e-commerce, de
las plataformas de pago, de la comunicación en medios digitales, los canales de
distribución digital, de las estrategias de diversificación y desarrollo. Esta situación
se ha visto reflejada sobre todo en el interior del país. Los clientes comenzaron a
preocuparse por no poder pagar sus créditos de manera presencial, trasladarse a

las ciudades siendo del interior, no poseer conectividad o no desconocer las
aplicaciones de los dispositivos tecnológicos. Algunas empresas, sobre todo las
grandes respondieron con un gran despliegue de tutoriales sobre cómo pagar,
teléfonos de atención las 24 hs, uso de boots con respuestas preestablecidas, y
gran contenido de prevención y promoción en redes sociales. Centros de
prevención, plataformas de comunicación online gratuitas y donaciones al sistema
sanitario.
Pienso que desde el marketing podemos contribuir a nuestros diferentes
públicos: empresas, medio ambiente, sociedad, alumnos, familia, al sistema
sanitario y al gobierno. Es una época bastante especial por la pandemia. Nadie
estaba preparado. Y como el marketing se aplica a casi todo, está bueno elaborar
nuevas estrategias para adaptarse y aportar valor en estos tiempos. Hablo sobre
todo del Marketing Social y de nuestra responsabilidad no solo como profesionales
sino como pares.
Hoy en día las pequeñas empresas, los negocios barrio, los supermercados
del barrio y muchos emprendimientos independientes están haciendo sus
esfuerzos para salir adelante.
Podemos generar acciones para asistirlas, no cuesta nada con la
virtualidad, organizar una capacitación, por ejemplo asesorarlas en cuestiones de
marketing digital: medios de pago, contenidos web, redes sociales, servicio al
cliente. Se puede hacer a través de las cámaras que agrupan a los comerciantes,
distribuidores de distintos rubros, cartillas explicativas.
Hoy las personas buscan soluciones para enfrentar la situación y salir
adelante, quieren que empaticemos como marca con ellos, todos estamos en el
mismo barco y la unión hace la fuerza. Transmitamos los valores de las marcas y
productos, exhortemos que estamos cerca de nuestros clientes, facilitemos los
canales de comunicación, no abandonemos a nuestros mayores que aún no se
adaptaron a lo digital. Acompañémoslos.

Acoplemos a nuestra estrategia organizacional y personal las necesidades
y las problemáticas de nuestra Comunidad, acciones que generan impacto
positivo.
Hoy los consumidores siguen adquiriendo productos y servicios, los
necesitan para salir adelante, aportemos más que algo material, reflejemos
nuestros valores.
Podemos ayudar cada uno en la Comunidad en la cual se haya inserto,
estudiando y analizando como afecto el comportamiento de compra la Pandemia,
cuales son los determinantes que condicionan la vida de nuestros clientes para
ofrecerles soluciones acordes.
Podemos colaborar con el gobierno acompañándolos en las políticas de
prevención del covid 19 tanto dentro como fuera de la oficina, asistiéndolos en
temas relativos a la Comunicación estratégica. Participemos en la asistencia en
cuestiones de planificar y promover campañas de promoción y prevención de
salud dentro de las tareas de la atención primaria de salud, asistiendo a los
profesionales de salud en esta ardua tarea.
Hoy la Pandemia del Covid-19 es una oportunidad para acercarnos más,
para empatizar más con nuestros clientes, empleados, comunidad, debemos
asumirla con responsabilidad y compromiso. Hoy nos toca una causa común y
está claro que el marketing ya está cambiando para adaptarse a este nuevo
contexto, a las nuevas políticas comerciales, a las nuevas formas de ver al mundo,
de trabajar en donde la influencia digital tiene un gran peso.
Mahatma Gandhi decía: “Nosotros tenemos que ser el cambio que
queremos ver en el mundo”.


COMPARTIR