LA VOZ Y LA CONDUCTA DE LAS MARCAS.
Sí, como creativo publicitario debo decir que el Marketing ha sido la columna
vertebral sobre la que se han construído las más exitosas estrategias de
comunicación. Y con el aporte de la Investigación y el desarrollo del Planning
más ese componente que agrega el creativo desde la intuición y “lo vivido”,
muchos mensajes publicitarios hicieron que nos sintiéramos identificados
con una marca. En ese proceso de afinidad, enamoramiento, valoración o
respeto que surge de manera virtuosa entre la gente y las marcas no hay que
olvidar aquello que sintetiza con una sigla la actitud de las empresas: la RSE.
Siempre la conducta ha sido el gesto irrefutable que define a las personas. Y
tantas veces ha habido en éstas y también en las empresas una falta de
coincidencia entre el discurso y la conducta o comportamiento social. Como
decirle a un hijo “no fumes que te hace mal”, con el pucho en la boca. No nos
cree. Entre los muchos ejemplos de esta clase de contradicciones que
podremos encontrar, el Marketing hoy más que nunca tiene la misión de
orientar a las marcas para ayudarlas a construir esa coherencia entre su
discurso y sus acciones. Ayudarlas a ser mejores. No sé si como muchos
vaticinan “emerge un nuevo tiempo” post-pandemia. Pero sí me gustaría
creer que habrán algunos profesionales cuyo aprendizaje de las dificultades,
la incertidumbre, los nuevos hábitos y necesidades más los gestos y actitudes
valiosos de muchos integrantes sociales, ayudarán a definir más que un
discurso nuevo, una conducta valiosa de parte de las empresas.
Esos y esas profesionales harán la diferencia en el Marketing que se avizora.
Daniel Reynoso


COMPARTIR