En el marco del Marketing Day 2020, la Asociación Argentina de Marketing convocó a los mejores marketineros del país para que compartan reflexiones, casos de éxito, inspiración y pensamientos que sirvan para potenciar las campañas de marketing de la próxima década. Compartí en tus redes todos los videos que subiremos semanalmente y las entrevistas EN VIVO con grandes referentes del Marketing de Argentina utilizando #AAM55, #EntrevistasMarketineras y #AamMktDay2020. ¡Esperamos que disfrutes todo el contenido que tenemos para vos desde la Asociación Argentina de Marketing!

El COVID 19 ha cambiado la manera de ver, de sentir, de vivir y de consumir. 
Ahora, desde el lugar que nos atañe, nos podemos hacer una serie de cuestionamientos:  ¿Cómo tenemos que actuar desde el Marketing? ¿Cuál es nuestro rol? ¿Qué podemos hacer como comunicadores en esta situación tan particular? ¿Qué es lo que pasa dentro de cada organización cualquiera sea su tamaño?
Son tiempos de empatía, son tiempos de aprendizaje, tiempos de crecimiento y de ponernos en el  lugar del otro. Podemos seguir preguntándonos, mientras avanzamos hacia las primeras respuestas: ¿Qué va a ser del mundo? ¿Cómo vamos a vincularnos entre nosotros?  
Quizá por ahí  ande  la respuesta: conectándonos. Hoy, internet nos allanó el camino. Hablamos todo el tiempo vía zoom, posteamos en Instagram, contestamos comentarios en Facebook, escribimos reseñas. Sin embargo,  ¿nos detuvimos a pensar cómo está realmente el otro? 
Detrás de la pantalla hay un mundo de infinitas situaciones. No todos los consumidores la experimentan de la misma manera. 
Sabiendo que estamos ante un panorama incierto. Al menos yo (estoy atravesando  mi primera pandemia, ¡ja!)  todavía no sé cómo afrontar esto y cuesta más pensarlo para las organizaciones. Acá van algunas ideas para acercarnos a nuestros consumidores. 
Antes que nada, seamos más humanos. Desde el surgimiento de las redes sociales, los consumidores les piden a las marcas que sean más reales.  Hoy, más que nunca, tenemos que hacerlo. Mostremos esa faceta. Las marcas también se equivocan, tienen miedo, sueños, frustraciones, enojos y alegrías. Acerquémonos de una manera más real, más sincera, más empática.
Escuchemos. Las redes sociales nos permiten este intercambio. La bidireccionalidad nos da el espacio para que los consumidores nos cuenten qué les pasa, qué les enoja, qué les hacer reír, qué necesitan, que nos confíen también sus decepciones:  los problemas ocasionados por una compra que no llegó a tiempo para un cumpleaños, la tristeza de no poder tomar ese vuelo con el que iban a estar a tiempo en el nacimiento de un nieto o la risa que les causó el verse reflejados en una campaña publicitaria. 
Digitalicémonos. En serio. Trabajemos para que nuestros consumidores accedan a nuestros servicios o productos de una manera más fácil, más intuitiva. Establezcamos formas de pago accesibles, simples; hagamos envíos a domicilio seguros, tomemos medidas de higiene en las que ellos confíen. Traslademos la  experiencia de marca al entorno digital. 
Mucho hablamos de customización, pero ahora hay que encararlo. Pensemos en cada usuario en particular y en el mundo que hoy los está rodeando.  Hay Profesionales que no pueden ofrecer sus servicios, trabajadores que se desenvuelven por más de 12Hs. desde sus casas, madres y padres con niños pequeños que quieren salir corriendo, abuelos que sienten que cada vez los minutos transcurren más lento, personas solas que, simplemente, quieren charlar físicamente con alguien. Si bien la pandemia es global, cada casa tiene su propia forma de vivirlo. Cuando contestemos una llamada, un mail, un posteo, pensemos que el mundo de aquel que está del otro lado cambió. 
Hagamos silencio cuando corresponda. Si no tenemos nada que decir, no lo digamos. Si lo que tenemos que decir, aporta poco, callemos. No es necesario llenar nuestra calendarización porque sí. No llenemos el silencio con ruido.
Contemos historias. Somos por naturaleza seres sociales que, aunque nos la pasamos chateando, nos falta algo. A los consumidores les (nos) gusta escuchar historias. Básicamente porque somos historias. Escuchamos canciones, leemos libros, miramos una novela, nos enganchamos con el "detrás de escena". Queremos que nos escuchen porque también tenemos mucho para contar. 
Es nuestro momento de actuar desde el lugar que nos toca: bridemos contenido de calidad, que sea real, que sea útil y valioso para nuestros usuarios. 
Colaboremos con lo que tenemos. Difundamos emprendimientos, brindemos herramientas para que se reinventen. No hablemos de nosotros. 
Aprovechemos internet y la sensación de lo gratis que conlleva. Regalemos e-books, webinars, cursos, o algo de humor. Seamos cómplices con un chiste o hasta con un meme. 
Estamos frente a un gran desafío. El desafío es de las personas que estamos detrás del marketing, el desafío es de las organizaciones y emprendimientos que están viviendo situaciones muy complejas. 
Vamos a tener que enfocarnos en conocer al nuevo consumidor y en conocer nuestras nuevas versiones. El consumer Journey se modificó.  ¿Qué servicios van a ser indispensables? ¿En dónde nos vamos a encontrar con nuestro consumidor? ¿Qué hábitos van a quedar de estos tiempos? ¿De cuáles nos iremos olvidando? 
Confío en que de esta situación saldremos fortalecidos. Y creo que vamos a tener otra historia que contar, porque ya la estamos escribiendo.
Sol Boeri
www.linkedin.com/in/solboeri
Instagram:@huladigital /@marketineras
Facebook: @huladigital / @marketineras
Twitter: @huladigital | @marketineras


COMPARTIR