En estos convulsionados dias en Argentina y en el mundo, mas que nunca las empresas y sus lideres serán juzgados por lo que digan y hagan. En palabras del psicoanalista Claudio Di Pinto : "Suele decirse que las situaciones límite, o bien lo que cada sujeto vive como tal, son una oportunidad donde se pone de manifiesto como “cada uno es”. Sería más preciso decir que lo que se pone en juego en dichas situaciones es fundamentalmente “¿quién es el otro para cada uno?”, qué lugar ocupa en la subjetividad de cada quien. O, en todo caso, que lo que “cada uno es” se muestra en qué lugar se le da a la subjetividad del semejante".

En la pandemia, se ponen en juego los valores de cada empresa, de cada jefe y de cada empleado. ¿Donamos? ¿a que o a quien? ¿Seguimos manteniendo los puestos de trabajo? ¿Comunicamos? ¿Cuantas veces podemos repetir consejos para el COVID-19? El ya clásico video que muestra que todas las empresas dicen lo mismo, con música e imágenes similares en tiempos del coronavirus es tan solo una muestra de cuan poco preparados estamos para el presente que nos toca y el futuro que viene.

A mi, las comunicaciones acerca del "New Normal" me tienen un poco cansado. No sabemos ni conocemos lo que vendrá. Nos vendría mejor comenzar a pensar los planes de comunicación en linea con el Design Thinking. Investigar, encontrar insights, hacer prototipos imperfectos, testearlos con los consumidores y ajustar en base a resultados. Hacer es importante (en contra de lo que mucha gente piensa, las Relaciones Públicas y el marketing no son vender humo) y pensar también. Convertirnos en los sherpas del futuro comunicacional que viene es crucial porque la comunicación es y sera fundamental cuando volvamos a encontrarnos. 


COMPARTIR